lunes, 11 de diciembre de 2017

TRAS LOS CRISTALES

Lluvia,
torrentes de hielo,
jardín de amor.
Tu voz es la luz del universo.

Te busco y te encuentro en todos los rincones,
en los atardeceres de Florencia,
en los besos que no me pertenecen,
en las manos que acarician la mesura de tu piel.

Llueve
y es tu cuerpo el que me empapa, aunque no estés,
de tu olor tan sosegado de natura,
de tus brazos atrayéndome hacia el cielo,
de tus pies
rodeándome el sueño en las noches de invierno.

Llueve y son mis ojos deshaciéndose en tu boca
y tus párpados, paraguas que me salvan del diluvio
y la barca de tus manos, que navega hasta mi orilla,
es la casa donde siempre nos podemos querer.

Si fueras un poema
no existiría escritor
capaz de lograr alcanzarte.

jueves, 7 de diciembre de 2017

HUECO DE LUCES

Girasol desbocado
de amarilla ternura,
tienes mi luz en tus brazos.
Mi luz carmesí, que titila de sueños,
que tiembla y late en tus pardas pupilas.
Contigo se me rompe la primavera.

Si enredo mis labios de azules cabellos
los peina tu boca, plagada de besos
y alisan las horas de ausencia de ti
mis caireles habitados de todo tu cuerpo.

Aquí, donde tu luz reposa e ilumina
he levantado un colchón de palabras
que brillan y se encienden de todas las tuyas
como un incendio que consume un bosque,
mi bosque,
sonrosado de ósculos.

Este pecho que sueña con abarcarte,
donde guardo tu luz carmesí,
titilante de sueños,
que tiembla y late en mis pardas pupilas.

martes, 21 de noviembre de 2017

"UN SECRETO ENTRE TÚ Y YO"

Todo empieza en ti y acaba en tus labios.
Los besos que me das son espasmos de amor
en mi cuerpo tan hecho a la medida del tuyo.

Amor, amor,
las olas disputan bañarte las manos,
mis mares recogen caricias nocturnas que siempre damos.

Tus ojos son el café en la cama,
los barcos anclados en mi piel distante,
la risa y el beso de cada mañana,
el sol de la Toscana, los puertos de la costa de mis brazos.

Cuando lloras, son mis ojos que llueven
y por eso mi pecho te envuelve en este abrigo
de piel de ternura,
de ternura y amor a ti debido,
de tiempo y de distancia que se cortan si te pienso
y te recuerdo en la luna más brillante del cielo.

Tus palabras son el viento que me mueve,
que lleva tu olor y me deshoja este rubor, que es quererte
en este hogar en el que habito contigo,
dentro de mí, fuera de todo,
late, se incendia de todos tus astros.
Son el barco que se encalla en tu mirada
cuando cantas y no quiero abandonar el mástil,
sino aferrarme a él y hundirme en esos ojos
que me miran y me aman
y me responden siempre que los busco.

Amor, amor,
no hay nada que pueda hacerte caer
de este corazón que te pertenece.

viernes, 10 de noviembre de 2017

SOL DE LA TOSCANA

Me despierto y veo montes,
verdes montes de escaleras al cielo,
chimeneas de recuerdos con el humo de ayer.

El mar es una línea al final de la ciudad,
el espejo del sol cada mañana.
Los tejados hacen festival de luces y sombras
y el aire huele a vida y juventud.

Hay un ángel que me guarda tras la ventana
con ojos de mármol fríos y tristes,
dice que me ha visto llorar.

Tengo arena en los bolsillos,
arena de las playas del dolor
y el amor es una ola que las baña y las deshace.

Las noches son más frías
y el calor
se esparce por el viento con olor a albahaca.
Este lugar que me abraza y me abandona
me abriga de lluvia y de palabras infinitas
de esas que nunca me atreví a escribir.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

RITUAL A OSCURAS
"... yo escribía palabras
sobre todo tu cuerpo."
- José Ángel Valente
Le besaba la espalda en la madrugada,
cómo olvidar todo aquel jardín.
Los lunares le hacían una noche estrellada
en su piel morena
y bañada de mí
se llevaban las olas de su pelo
todo el hastío de vivir.

Me buscaba las pestañas con el dedo,
yo apoyaba mi sentir en su nariz.

Me besaba, me besaba, me besaba
los ojos, el miedo a no dormir,
cicatriz que cerraba con los brazos,
que al abrir,
descubrían las oscuras golondrinas
que en su pecho se negaron a partir.

Me acunaba al calor de su clavícula
como un pétalo que encierra la ternura
y se abre con el sol cuando amanece
derramando su fragancia de caricia.

Sólo entonces
yo buscaba su boca con los labios
y apoyaba su sentir en mi nariz.

martes, 24 de octubre de 2017

NANA
"Oh mother, oh mother don't look down
cause your children, your children will soon be found"
- Peter Bradley Adams.
Oh, madre,
no mires abajo.

No me encuentro en el foso del recuerdo.

Oh madre,
las sirenas me desatan del mástil,
ya no queda nada en este barco
para mí, para nadie.

No siento el aire,
el mar ha claudicado,
oh, madre, no me busques abajo,
es tan profundo el pozo de la pena.

Siento tanto miedo
de perderme, de perderlo,
este hueco que lo guarda
se escapa de mi cuerpo,
no puedo retenerlo.
Este amor que se apelmaza
no cabe ya en los brazos.
Oh madre,
protégeme de estas sombras,
abrázame,
soy la misma niña perdida que lloraba en la estación,
en el árbol junto al pájaro,
en las noches de lluvia y rosas.

Oh madre,
no mires abajo,
allí sólo está mi herida.

Oh madre,
me duele el silencio,
este mundo no es para mí.

domingo, 22 de octubre de 2017

CARTA MANCHADA DE AÑIL

Tú me escribes una carta desde el mar, en silencio
Yo te escribo este poema desde un bar.

En las calles pasea tu recuerdo,
Tus ojos marrones me buscan
y yo siempre los encuentro.
Me miras desde el fondo de todos los ojos.
Te escribo desde el fondo de todos los versos.

Te busco en los besos de los transeúntes
que unen sus manos en estaciones de tren
con los ojos al borde de un ataque de amores.
Te busco en la pálida caricia del sol,
con el que no he vuelto a vestirme la piel.

Transito lugares en los que nunca has estado
y guardas el mundo en todos tus lunares
y guardas del mundo todos sus colores
en tu pelo garzo y cautivo de cielo.

Te llevo, oh caricia,
mis palabras en el aire
para que así siempre te encuentren.